¡ENVÍOS SIN CARGO EN ARGENTINA PARA COMPRAS QUE SUPEREN LOS $AR 3000!

Considerado el testamento de su autor, El Libro de los Amigos es una colección de aforismos con al menos una peculiaridad: aquí Hofmannsthal abre el juego de manera explícita a «las voces amigas», y las máximas ajenas se integran a las propias, dando lugar a lo que podríamos llamar una «constelación aforística». En su prólogo, Pablo Gianera nos aclara el procedimiento: «Con una razonada indistinción de las palabras propias y las palabras ajenas, ni Hofmannsthal ni nosotros podemos hablar más que por los otros, y los otros no pueden hacerlo más que por uno. Libro de los Amigos, el nombre y lo que nombra, tiene por eso un doble fondo: es el libro de ellos, sí, pero también el libro para ellos, porque el remitente es el destinatario, y el destinatario, el remitente». «Había, por encima de todo, una figura que nos fascinaba, seducía, embriagaba y entusiasmaba, el portentoso y único fenómeno de Hugo von Hofmannsthal». Stefan Zweig

El libro de los amigos, Hugo Von Hofmannsthal - La Tercera Editora

$800
Sin stock
El libro de los amigos, Hugo Von Hofmannsthal - La Tercera Editora $800

Considerado el testamento de su autor, El Libro de los Amigos es una colección de aforismos con al menos una peculiaridad: aquí Hofmannsthal abre el juego de manera explícita a «las voces amigas», y las máximas ajenas se integran a las propias, dando lugar a lo que podríamos llamar una «constelación aforística». En su prólogo, Pablo Gianera nos aclara el procedimiento: «Con una razonada indistinción de las palabras propias y las palabras ajenas, ni Hofmannsthal ni nosotros podemos hablar más que por los otros, y los otros no pueden hacerlo más que por uno. Libro de los Amigos, el nombre y lo que nombra, tiene por eso un doble fondo: es el libro de ellos, sí, pero también el libro para ellos, porque el remitente es el destinatario, y el destinatario, el remitente». «Había, por encima de todo, una figura que nos fascinaba, seducía, embriagaba y entusiasmaba, el portentoso y único fenómeno de Hugo von Hofmannsthal». Stefan Zweig