¡ENVÍOS SIN CARGO EN ARGENTINA PARA COMPRAS QUE SUPEREN LOS $AR 4000!

Hay textos dramáticos que pueden ser disfrutados en la lectura, más allá de una posible puesta.

Este conjunto es puro deleite literario, voces que aparecen evocando pasados, bordeando o cayendo en la poesía, amores contrariados, impulsos de infinito. En Algo más verdadero conviven lo grave con lo liviano, las referencias pop se incrustan en lo clásico, se vuelve presente lo musical y el humor, pero también esa melancolía que produce el abandono de las zonas seguras. Ariel Gurevich escribe con una libertad a la que no suele disponerse la dramaturgia. Lo banal se choca con lo elevado y ahí se gesta la escena. No le teme al ridículo, a lo sentimental, es una escritura sobria y al mismo tiempo desmesurada.

Ariel mantiene el asombro de la niñez y la sabiduría de quienes envejecen con entusiasmo. Las voces que aparecen en estas obras se nos vuelven parte de la memoria, presencias vitales, personajes que nos brindan su adorable compañía.

Santiago Loza

Algo más verdadero, por Ariel Gurevich

$1.780
Algo más verdadero, por Ariel Gurevich $1.780
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Delibooks Avenida Meeks 91, Lomas de Zamora. Horarios a Convenir.

    Gratis

Hay textos dramáticos que pueden ser disfrutados en la lectura, más allá de una posible puesta.

Este conjunto es puro deleite literario, voces que aparecen evocando pasados, bordeando o cayendo en la poesía, amores contrariados, impulsos de infinito. En Algo más verdadero conviven lo grave con lo liviano, las referencias pop se incrustan en lo clásico, se vuelve presente lo musical y el humor, pero también esa melancolía que produce el abandono de las zonas seguras. Ariel Gurevich escribe con una libertad a la que no suele disponerse la dramaturgia. Lo banal se choca con lo elevado y ahí se gesta la escena. No le teme al ridículo, a lo sentimental, es una escritura sobria y al mismo tiempo desmesurada.

Ariel mantiene el asombro de la niñez y la sabiduría de quienes envejecen con entusiasmo. Las voces que aparecen en estas obras se nos vuelven parte de la memoria, presencias vitales, personajes que nos brindan su adorable compañía.

Santiago Loza