¡ENVÍOS SIN CARGO EN ARGENTINA PARA COMPRAS QUE SUPEREN LOS $AR 16000!

Sinopsis:

¿Qué son las contraseñas? ¿Cómo se construyen? ¿En qué momento de la historia surgieron? Estas son solo algunas de las preguntas que sirven como disparador para que Martin Paul Eve despliegue su conocimiento sobre las implicancias y el funcionamiento de las contraseñas, fundamentales para la vida en las sociedades modernas, pero también utilizadas en distintos momentos y circunstancias a lo largo de la historia, desde Teseo, Ariadna y el Minotauro hasta las aplicaciones informáticas, pasando por Hamlet, Las mil y una noches y Harry Potter.

Las contraseñas han tenido múltiples formas a lo largo de la historia de la humanidad. Aunque es más común que las concibamos como instrumentos para verificar quién es una persona, mi propuesta es que en realidad son tecnologías clasificatorias que no tienen sentido si no cuentan con un contexto de exclusión dentro del cual operar. Las contraseñas, según esta manera de pensar, no verifican la identidad de alguien. ¿Cómo podrían hacerlo? Según intenté demostrar en los capítulos precedentes acerca de la biometría y la identidad, resulta muy difícil formalizar la descripción de una persona. Estas no son solamente un cuerpo ni tampoco un cerebro, y como seres humanos podemos reconocerlo de manera intuitiva.

Una historia de las contraseñas - Martin Paul Eve

$8.800
Una historia de las contraseñas - Martin Paul Eve $8.800
Entregas para el CP:

¡Genial! Tenés envío gratis Envío gratis superando los Medios de envío

  • Delibooks Avenida Meeks 91, Lomas de Zamora. Horarios a Convenir.

    Gratis

Sinopsis:

¿Qué son las contraseñas? ¿Cómo se construyen? ¿En qué momento de la historia surgieron? Estas son solo algunas de las preguntas que sirven como disparador para que Martin Paul Eve despliegue su conocimiento sobre las implicancias y el funcionamiento de las contraseñas, fundamentales para la vida en las sociedades modernas, pero también utilizadas en distintos momentos y circunstancias a lo largo de la historia, desde Teseo, Ariadna y el Minotauro hasta las aplicaciones informáticas, pasando por Hamlet, Las mil y una noches y Harry Potter.

Las contraseñas han tenido múltiples formas a lo largo de la historia de la humanidad. Aunque es más común que las concibamos como instrumentos para verificar quién es una persona, mi propuesta es que en realidad son tecnologías clasificatorias que no tienen sentido si no cuentan con un contexto de exclusión dentro del cual operar. Las contraseñas, según esta manera de pensar, no verifican la identidad de alguien. ¿Cómo podrían hacerlo? Según intenté demostrar en los capítulos precedentes acerca de la biometría y la identidad, resulta muy difícil formalizar la descripción de una persona. Estas no son solamente un cuerpo ni tampoco un cerebro, y como seres humanos podemos reconocerlo de manera intuitiva.