¡ENVÍOS SIN CARGO EN ARGENTINA PARA COMPRAS QUE SUPEREN LOS $AR 4000!

¿Cómo narrar un duelo? ¿Cómo descomponerlo en todos sus rostros,
sus esquirlas? ¿Cómo atraparlo, revelarlo, volverlo palpable? En Estas
piedras Yamila Bêgné hace mucho más que narrar un duelo: lo cincela,
lo talla sobre piedras, en todos sus relieves; lo tornasola, lo descompone
en todas sus instancias; lo reverbera sobre el agua, en todas sus luces, en
todas sus sombras. Estas piedras es un artefacto narrativo imposible: es
la ejecución perfecta de un duelo en la materialidad de la lengua. Es un
hecho literario: el duelo vuelto poesía, una perla trabajada con la
paciencia del orfebre.


Para dar cuenta de la intimidad del dolor, Bêgné elige narrar la historia de
una familia: de una madre y de sus dos hijas. También elige narrar
la historia de dos hermanas. Y, también, la historia de una de ellas: de la
que sobrevive para contar. Esa operación tripartita que elige, desde el
inicio, se sostiene en la estructura misma del texto: esos destinatarios
del relato, que también son tres: la madre, su pareja, la hermana.
En Estas piedras, la prosa pulida de Bêgné restalla en cada frase para
volver asible lo inasible: para construir la materialidad de una pérdida.


Estoy convencida de que Bêgné escribe con una lupa en los ojos: la
microscopía y la precisión con que esta novela capta, desde su misma
estructura, el proceso de duelo de sus protagonistas es de un preciosismo
indeclinable. Es virtuosismo. Y es poesía.


Mariana Travacio

Estas piedras, por Yamila Bêgné

$1.500
Estas piedras, por Yamila Bêgné $1.500
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Delibooks Avenida Meeks 91, Lomas de Zamora. Horarios a Convenir.

    Gratis

¿Cómo narrar un duelo? ¿Cómo descomponerlo en todos sus rostros,
sus esquirlas? ¿Cómo atraparlo, revelarlo, volverlo palpable? En Estas
piedras Yamila Bêgné hace mucho más que narrar un duelo: lo cincela,
lo talla sobre piedras, en todos sus relieves; lo tornasola, lo descompone
en todas sus instancias; lo reverbera sobre el agua, en todas sus luces, en
todas sus sombras. Estas piedras es un artefacto narrativo imposible: es
la ejecución perfecta de un duelo en la materialidad de la lengua. Es un
hecho literario: el duelo vuelto poesía, una perla trabajada con la
paciencia del orfebre.


Para dar cuenta de la intimidad del dolor, Bêgné elige narrar la historia de
una familia: de una madre y de sus dos hijas. También elige narrar
la historia de dos hermanas. Y, también, la historia de una de ellas: de la
que sobrevive para contar. Esa operación tripartita que elige, desde el
inicio, se sostiene en la estructura misma del texto: esos destinatarios
del relato, que también son tres: la madre, su pareja, la hermana.
En Estas piedras, la prosa pulida de Bêgné restalla en cada frase para
volver asible lo inasible: para construir la materialidad de una pérdida.


Estoy convencida de que Bêgné escribe con una lupa en los ojos: la
microscopía y la precisión con que esta novela capta, desde su misma
estructura, el proceso de duelo de sus protagonistas es de un preciosismo
indeclinable. Es virtuosismo. Y es poesía.


Mariana Travacio