¡ENVÍOS SIN CARGO EN ARGENTINA PARA COMPRAS QUE SUPEREN LOS $AR 4000!

En un pequeño pueblo colombiano, cerca del mar Caribe, los personajes de esta novela comparten un destino común de pérdidas —de tierras, de familiares, de cultivos— y mutilaciones —de piernas, de manos, de ojos, de lengua—. La violencia acecha y ante el primer indicio de deseo o placer de estos cuerpos el castigo es tan brutal como implacable. Incluso la exuberancia de la naturaleza atenta contra la vida, dejando como única posibilidad el más absoluto desamparo. Sin embargo, también de las mutilaciones brota vida y la memoria por momentos retorna como un atisbo de resistencia.

Con una prosa tenaz, Vanessa Londoño construye una novela inolvidable que retrata las consecuencias del horror en un territorio sin códigos ni leyes, dedicado a repetirse perpetuamente hasta que no cicatricen las heridas.

"La prosa de Londoño es violenta y exquisita, una poesía brutal y sofisticada. Estremece al cuerpo lector: vibra vital. Late con la sangre nuestra, la latinoamericana. Bisnieta de Rulfo, estoy segura, será precursora de multitudes. Es literatura esto". Gabriela Cabezón Cámara

El asedio animal, por Vanessa Londoño

$1.700
El asedio animal, por Vanessa Londoño $1.700
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Delibooks Avenida Meeks 91, Lomas de Zamora. Horarios a Convenir.

    Gratis

En un pequeño pueblo colombiano, cerca del mar Caribe, los personajes de esta novela comparten un destino común de pérdidas —de tierras, de familiares, de cultivos— y mutilaciones —de piernas, de manos, de ojos, de lengua—. La violencia acecha y ante el primer indicio de deseo o placer de estos cuerpos el castigo es tan brutal como implacable. Incluso la exuberancia de la naturaleza atenta contra la vida, dejando como única posibilidad el más absoluto desamparo. Sin embargo, también de las mutilaciones brota vida y la memoria por momentos retorna como un atisbo de resistencia.

Con una prosa tenaz, Vanessa Londoño construye una novela inolvidable que retrata las consecuencias del horror en un territorio sin códigos ni leyes, dedicado a repetirse perpetuamente hasta que no cicatricen las heridas.

"La prosa de Londoño es violenta y exquisita, una poesía brutal y sofisticada. Estremece al cuerpo lector: vibra vital. Late con la sangre nuestra, la latinoamericana. Bisnieta de Rulfo, estoy segura, será precursora de multitudes. Es literatura esto". Gabriela Cabezón Cámara