¡ENVÍOS SIN CARGO EN ARGENTINA PARA COMPRAS QUE SUPEREN LOS $AR 4000!

• Shortlisted for the Dublin Literary Award

• Finalista del Premio Sveriges Radios

Entre 2013 y 2017, Linda Boström Knausgård fue internada durante varios periodos en un centro psiquiátrico sueco. Allí fue sometida, en contra de su voluntad, a terapia electroconvulsiva (TEC), lo que antes se conocía como electrochoque, una práctica cada vez más cuestionada por sus posibles efectos secundarios. A medida que avanzaba su tratamiento en «la fábrica», sus recuerdos palidecían, poniendo en riesgo su identidad y su don más preciado, pues ¿qué es un escritor sin memoria?

Niña de octubre es tanto una impugnación airada de determinadas prácticas psiquiátricas como un intento desesperado por aferrarse a los recuerdos, principal muro de contención de un yo frágil y desmembrado. De encierro en encierro,  la narradora lucha por retener los tenues hilos que la unen al mundo exterior y vertebran el relato de su vida: el deslumbramiento de las primeras lecturas infantiles, una escapada romántica a Venecia, el goce trascendente de la maternidad, pero también la sombra alargada de un padre atormentado, la melancolía que desde muy joven acecha sus días, y el lento derrumbe de su matrimonio con un famoso escritor. En suma, las muescas de una biografía difícil, pero receptiva al amor, la belleza y la redención, siempre preferibles, en su contingencia, a «la vida de nadie» del paciente psiquiátrico.

 

<<Niña de octubre se puede leer de varias formas: como una descarnada historia de divorcio, como una diatriba airada contra la psiquiatría o, en palabras de la propia autora, como una “novela de duelo”. Sin embargo, ante todo, este libro muestra que Linda Boström Knausgård no tiene nada que envidiarle, en términos literarios, a su exmarido Karl Ove Knausgård.>>

Sindre Hovdenakk, VG

<<Niña de Octubre es un testimonio duro sin paliativos, de una honestidad sobrecogedora.>>

Marta Rebón, La Lectura

Niña de octubre, por Linda Boström Knausgård

$2.190
Niña de octubre, por Linda Boström Knausgård $2.190
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Delibooks Avenida Meeks 91, Lomas de Zamora. Horarios a Convenir.

    Gratis

• Shortlisted for the Dublin Literary Award

• Finalista del Premio Sveriges Radios

Entre 2013 y 2017, Linda Boström Knausgård fue internada durante varios periodos en un centro psiquiátrico sueco. Allí fue sometida, en contra de su voluntad, a terapia electroconvulsiva (TEC), lo que antes se conocía como electrochoque, una práctica cada vez más cuestionada por sus posibles efectos secundarios. A medida que avanzaba su tratamiento en «la fábrica», sus recuerdos palidecían, poniendo en riesgo su identidad y su don más preciado, pues ¿qué es un escritor sin memoria?

Niña de octubre es tanto una impugnación airada de determinadas prácticas psiquiátricas como un intento desesperado por aferrarse a los recuerdos, principal muro de contención de un yo frágil y desmembrado. De encierro en encierro,  la narradora lucha por retener los tenues hilos que la unen al mundo exterior y vertebran el relato de su vida: el deslumbramiento de las primeras lecturas infantiles, una escapada romántica a Venecia, el goce trascendente de la maternidad, pero también la sombra alargada de un padre atormentado, la melancolía que desde muy joven acecha sus días, y el lento derrumbe de su matrimonio con un famoso escritor. En suma, las muescas de una biografía difícil, pero receptiva al amor, la belleza y la redención, siempre preferibles, en su contingencia, a «la vida de nadie» del paciente psiquiátrico.

 

<<Niña de octubre se puede leer de varias formas: como una descarnada historia de divorcio, como una diatriba airada contra la psiquiatría o, en palabras de la propia autora, como una “novela de duelo”. Sin embargo, ante todo, este libro muestra que Linda Boström Knausgård no tiene nada que envidiarle, en términos literarios, a su exmarido Karl Ove Knausgård.>>

Sindre Hovdenakk, VG

<<Niña de Octubre es un testimonio duro sin paliativos, de una honestidad sobrecogedora.>>

Marta Rebón, La Lectura