¡ENVÍOS SIN CARGO EN ARGENTINA PARA COMPRAS QUE SUPEREN LOS $AR 3500!

Amor y pertenencia, violencia y desapego: esas parecen ser las esquinas del cuadrilátero en el que la uruguaya Fernanda Trías escribe La ciudad invencible. Con una lengua y un río en común, la autora trenza migración y cartografía para narrar una experiencia en Buenos Aires que desde el comienzo parece anunciar que el mapa no es el territorio, y lo hace con un lenguaje certero, por momentos corrosivo, por momentos anhelante, que carga poco equipaje pero un intenso sentido de búsqueda. Si una ciudad “es una construcción hecha de personas, de afectos” y si se la erige también “merodeándola, recorriendo las calles y sus espacios hasta llenarlos de significado”, entonces esta es una historia que fue contada sin ceder a la obnubilación de las luces del centro y que, al mismo tiempo, no sacrificó la curiosidad y la perspicacia en la mirada. Una ex pareja violenta, una vecina extraña y también extranjera, y un grupo de amigos de la crema de las letras porteñas conforman una versión de Buenos Aires de las miles posibles, imperfectas, incompletas, rotas, maravillosas. “La literatura de Buenos Aires es Buenos Aires. No se puede buscar, como no se puede encontrar nada dentro de una caja vacía más que la caja misma”, suelta la montevideana y así formula, con intenciones o sin ellas, la pregunta de cuánto une y cuánto separa lo que escribe una generación diaspórica y neurótica que sabe que “lo importante siempre ocurre en otra parte”. Desarraigo y apropiación: orillas rioplatenses que intentan tocarse.

La ciudad invencible, por Fernanda Trías

$950
La ciudad invencible, por Fernanda Trías $950
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Delibooks Avenida Meeks 91, Lomas de Zamora. Horarios a Convenir.

    Gratis

Amor y pertenencia, violencia y desapego: esas parecen ser las esquinas del cuadrilátero en el que la uruguaya Fernanda Trías escribe La ciudad invencible. Con una lengua y un río en común, la autora trenza migración y cartografía para narrar una experiencia en Buenos Aires que desde el comienzo parece anunciar que el mapa no es el territorio, y lo hace con un lenguaje certero, por momentos corrosivo, por momentos anhelante, que carga poco equipaje pero un intenso sentido de búsqueda. Si una ciudad “es una construcción hecha de personas, de afectos” y si se la erige también “merodeándola, recorriendo las calles y sus espacios hasta llenarlos de significado”, entonces esta es una historia que fue contada sin ceder a la obnubilación de las luces del centro y que, al mismo tiempo, no sacrificó la curiosidad y la perspicacia en la mirada. Una ex pareja violenta, una vecina extraña y también extranjera, y un grupo de amigos de la crema de las letras porteñas conforman una versión de Buenos Aires de las miles posibles, imperfectas, incompletas, rotas, maravillosas. “La literatura de Buenos Aires es Buenos Aires. No se puede buscar, como no se puede encontrar nada dentro de una caja vacía más que la caja misma”, suelta la montevideana y así formula, con intenciones o sin ellas, la pregunta de cuánto une y cuánto separa lo que escribe una generación diaspórica y neurótica que sabe que “lo importante siempre ocurre en otra parte”. Desarraigo y apropiación: orillas rioplatenses que intentan tocarse.