¡ENVÍOS SIN CARGO EN ARGENTINA PARA COMPRAS QUE SUPEREN LOS $AR 4000!

Ganadora de los premios literarios más importantes de Japón, Taeko Kono escribe sobre mujeres con una belleza inquietante y extraña. Su genio reside en la forma tan verosímil de retratar cada detalle perturbador de la vida cotidiana. Con sorprendente audacia, la autora sabe describir la lenta pero inexorable transformación de un vago malestar en una tragedia. El rechazo a la maternidad y una inesperada relación con la muerte, el cuerpo como una entidad separada y truculenta, la indagación de un trauma infantil, el placer que se mezcla con el dolor, y una desmesurada aversión por las niñas. ¿Dónde se encuentra aquello que se desea con desesperación? En cada relato no tarda en aparecer un trasfondo sexual que impulsa la narración de un modo contundente. Taeko Kono expone los hechos con perfecta economía y prescindencia, sin explicaciones ni ninguna voluntad de aleccionar. Su estilo resulta tan vívido e intenso que el lector siente vértigo, culpa, y hasta un cierto peligro personal; pero sobre todo, una pasmada admiración por el milagro de estar frente a una obra maestra. 

Cacería De Niños, Por Taeko Kono

$2.700
Sin stock
Cacería De Niños, Por Taeko Kono $2.700

Ganadora de los premios literarios más importantes de Japón, Taeko Kono escribe sobre mujeres con una belleza inquietante y extraña. Su genio reside en la forma tan verosímil de retratar cada detalle perturbador de la vida cotidiana. Con sorprendente audacia, la autora sabe describir la lenta pero inexorable transformación de un vago malestar en una tragedia. El rechazo a la maternidad y una inesperada relación con la muerte, el cuerpo como una entidad separada y truculenta, la indagación de un trauma infantil, el placer que se mezcla con el dolor, y una desmesurada aversión por las niñas. ¿Dónde se encuentra aquello que se desea con desesperación? En cada relato no tarda en aparecer un trasfondo sexual que impulsa la narración de un modo contundente. Taeko Kono expone los hechos con perfecta economía y prescindencia, sin explicaciones ni ninguna voluntad de aleccionar. Su estilo resulta tan vívido e intenso que el lector siente vértigo, culpa, y hasta un cierto peligro personal; pero sobre todo, una pasmada admiración por el milagro de estar frente a una obra maestra.